Novedades

Colegio profesional expone ante la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados

image1 1 Encabezados por el presidente del organismo, Angelo Muñoz, el gremio del SSEI se presentó este martes 14 de agosto ante los diputados de la Comisión de Defensa para exponer la necesidad de modernizar el servicio para garantizar en el presente y a futuro, la prestación del servicio de excelencia que nos ha caracterizado históricamente. Con este objetivo, el colegio ha determinado tres prioridades para el 2018, las que han sido presentadas a nuestro Director General y los Ministros de Defensa y sus Subsecretarios del Gobierno actual y el anterior, sin una respuesta satisfactoria.

La visita al Congreso tuvo como objetivo principal entonces buscar el apoyo parlamentario en busca de la voluntad política que nos permita avanzar en nuestras peticiones de mejoramiento de las condiciones del buen servicio.

Estas demandas son conocidas perfectamente por todos los colegiados y consisten en el (1) reconocimiento de la actividad como trabajo pesado según la Ley 19.404, solicitud que se encuentra presentada ante la Comisión Ergonómica Nacional hace varias semanas ya; (2) asignación nociva por exposición a ruido laboral, para lo cual el Colegio encargó un estudio de ruido que se encuentra validado por el Instituto de Salud Pública de Chile y es congruente con el estudio de ruido laboral realizado por la Asociación Chilena de Seguridad el año 2009; y (3) garantizar el pago de horas extra mediante una política institucional clara respecto a las dotaciones mínimas requeridas para un servicio efectivo y seguro, entendiendo que la interpretación del Estatuto Administrativo no conversa de forma adecuada con el trabajo por turnos de equipos de respuesta a emergencias.

En la oportunidad se solicitó a los parlamentarios realizar las acciones necesarias para que el servicio logre categorizar como “trabajo pesado” según la Ley 19.404, entendiendo que esta sobrecotización, eventualmente, permitiría dentro de 30 años que los bomberos de aeropuerto pudieran acceder a un retiro tranquilo al cumplir 55 años, de acuerdo a los estándares OACI, ONU y UE sobre la edad máxima de un bombero en funciones operativas.

Además de realizar las acciones necesarias para que se concrete el pago de la asignación nociva para todos los trabajadores del Servicio SSEI de la DGAC entendiendo que se deben implementar cambios a la reglamentación interna institucional para que esto no dependa de la cantidad de operaciones aéreas sino de la exposición al ruido, de acuerdo a los estándares científicos detallados en el informe encargado por el Colegio SSEI que ya se encuentra en los escritorios de todas las autoridades atingentes.

Finalemte se le solicitó a los parlamentarios oficiar a quien corresponda con el fin de garantizar los fondos para el pago de las horas extra de los bomberos de aeropuerto de Chile, entendiendo que la realización de turnos rotativos con la dotación necesaria es la única forma de garantizar una respuesta adecuada si se llegase a producir un accidente de aviación en nuestros aeropuertos.